AgroPro

MAYO 2022

La importancia del Zinc en el rendimiento del trigo

Autor: Equipo técnico Desab

La intensificación en el uso agrícola de los suelos y muchas veces la falta o el escaso nivel de fertilización, que por muchas razones se da en los sistemas agrícolas, fue provocando el deterioro de su fertilidad química original. La respuesta a la fertilización con macro nutrientes como nitrógeno (N), fósforo (P) y azufre (S) ya son sólidas. En la actualidad es imprescindible el agregado de estos elementos para lograr buenos cultivos de cosecha y alcanzar los resultados esperados.

 

Diversos estudios realizados en la Región Pampeana dieron por resultado que, de los nutrientes que presentan baja disponibilidad, el Zinc es uno de los más críticos.

 

REDUCCIÓN EN EL NIVEL DE FERTILIDAD DE ZINC EN LOS SUELOS AGRÍCOLAS.

El  Zn tiene un rol estratégico como activador enzimático, catalizando innumerables reacciones en procesos metabólicos como la respiración, la síntesis de clorofila y proteínas, regulación del desarrollo y elongación del tallo.

 

A partir de esto, la corrección de posibles deficiencias desde estadíos tempranos debería ser una práctica estratégica que involucre la fertilización tanto de macro como micro nutrientes en un balance que permita al cultivo maximizar rendimientos. 

Deficiencias de Zn en Trigo: Como el Zn se mueve poco en las plantas, los síntomas aparecen primero en las hojas que están en el medio de la planta (tanto en hojas viejas como nuevas). Las rayas cloróticas y necróticas, que aparecen a ambos lados de la nervadura central son típicas en deficiencias leves. En algunos casos, los bordes de las hojas aparecen con tonalidades rojas o cafés.

Hoy día, la reposición de Zinc puede darse a partir de:  fertilizantes de suelo, foliares, tratamiento de semillas, entre otros, donde la elección de una u otra tecnología, dependerá de aquella que mejor se ajuste al sistema productivo en cuestión.


Desab ofrece PROCOTE como una forma adicional de aplicar micronutrientes al cultivo.


PROCOTE  es una tecnología de formulación en base oleosa (aceite) desarrollada por Yara, que permite generar recubrimientos con micronutrientes en fertilizantes granulados.


Con la inclusión de esta tecnología en las mezclas de fertilizantes, estamos ampliando el alcance de aplicación de micronutrientes con una excelente relación beneficio/costo, mejorando la calidad del producto final por la disminución en el contenido de polvo.

El recubrimiento de fertilizantes con PROCOTE tiene entre sus principales beneficios:

  • Garantizar una distribución homogénea
  • Reducir riesgos en la operación y mejorar la calidad final del producto (menos polvo)
  • Mejorar la eficiencia agronómica, cada gránulo lleva misma cantidad de micronutrientes
  • Mayor retorno en la inversión de micronutrientes

Todas las plantas reciben la misma cantidad de micronutrientes lo que contribuye al aumento de la productividad.

 

El correcto suministro de nutrientes acompañado de tecnologías que permitan aumentar la eficacia y eficiencia de los mismos es clave para seguir aumentando los rendimientos de manera sustentable y sostenible.